15 jun. 2009

Dúas semanas de solidariedade internacional con todos os inculpados da guerra social



Facemos un chamado a dúas semanas de solidariedade internacional con todos os encarcerados da guerra social, do 15 ao 28 de xuño do 2009. Que cada un actúe da forma que xulgue máis oportuna.


Condenados a suar para o xefe ou a apandar con dous duros, a sobrevivir nos barrios organizados segundo as necesidades da economía e da policía, a tragarse horas enteiras de leccións dun profe sen rechistar, a xustificarse diante do asistente social por unhas migallas, a entregar o teu corpo á batas brancas, sempre hai algo pracenteiro en atacar o que nos asoballa e saber que non estamos sos. Que uns obreiros estragan a sede dunha empresa, que os rapaces rebélanse contra o seu profesor ou que os sen papeis incendian un centro fechado para inmigrantes, móstranos que a conflictividade non está disposta a esperar.

Contrariamente ao que afirman os políticos de todo tipo sobre a “crise” mundial, o Estado non está separado do Capital: son as dúas sucias caras dun mesmo sistema. O Estado non só garante a pacificación armada, senón que tamén asegura funcións esenciais ao bo funcionamento dunha relación social baseada na explotación e o control que a acompaña. Ao igual que é inútil humanizar a tortura e a encarceración, a única reforma posible de toda dominación só pode ser a súa destrución.

O cárcere non é un monstruo afastado, agochado detrás de altos muros e torres. Non soamente se traga cada día a máis persoas, senón que se atopa xa nas nosas vidas. É a ameaza permanente que planea sobre as nosas cabezas e a dos que rexeitan a orde deste mundo. Polas boas ou polas malas, non queren facer aceptar o permanecer confinados nas gaiolas que nos impuxeron. Porque a prisión social encerra, controla e dirixe os corpos e as mentes, da escola ao curro; fronteiras palpables durante a máis mínima redada do peiteado policial; dos tranquilizantes ás gardiáns da relixión e a moral. Instalando o medio dun encerro aínda máis espantoso, trátase de manternos a todos presos dunha sociedade onde a atomización e a privación de liberdade son unha das necesidades do reino da mercadoría.

Desde fai máis dun ano en Francia, son moitos os que están encerrados e inculpados por “asociación con obxectivo terrorista”, cuxo obxecto será especialmente “o odio do Estado, do capitalismo e os seus aparellos”. O último exemplo é o de tres compañeiros de Chambéry encarcerados baixo o pretexto da explosión dun artefacto artesanal. O poder intenta, sobradamente, asustar a todos os que non baixan o corpo, que deciden devolver un pouco da violencia que nos fan sufrir cada día, que loitan sen mediación e fóra do marco institucional (dos disturbios nas cidades ás revoltas nos centros de retención). Pouco importa que sexan “culpables” ou “inocentes” – deixémoslles esas categorías ao inimigo –, o poder nunca conseguirá romper un indiscutible sono de liberdade anclado nas nosas vísceras e corazóns, nin tampouco a conter a loita sen concesións contra este sistema de guerra, de opresión e de miseria.

Porque estes casos só son un exemplo entre outros da presión que se xeneraliza, porque a solidariedade activa tamén é unha oportunidade de intercambiar e compartir a nosa rabia para volvela contra o que explota e encerra, facemos un chamado a dúas semanas de solidariedade internacional con todos os encarcerados da guerra social, do 15 ao 28 de xuño do 2009. Que cada un da forma que xulgue máis oportuna (desde manifestacións a ocupacións, desde bloqueos económicos ata sabotaxes dos intereses do Estado e o Capital, desde pintadas ata pancartas, desde lumes artificiais ata bengalas,…) exprese o seu antagonismo contra todas as formas de avasallamento cotiá.

Ataquemos todo o que nos destrúe, Lume a todas as gaiolas.

solid@riseup.net

[Texto extraido de klinamen.org]
Leer más...

10 jun. 2009

@s traballador@s do metal voltan ás rúas mañá xoves (11/06/09)

Actualizamos a información acerca da folga do metal en Vigo, como vos prometiamos no artigo anterior e vimos de saber que retoman a convocatoria de folga @s afectad@s polo convenio para mañá e extenderá-se a todo o sector (con outros convenios) o venres.

Échenos o mesmo que cheguen a acordo ou non, o que sí sabemos é que @s traballador@s do metal afectad@s polo convenio e que ate non fai moito estaban nas rúas dando caña, poñénse de novo en folga a partir de mañá (xoves 11) e o venres exténdese ás empresas do sector con outros convenios.
Segundo soubemos por informacións de primeira man, a decisión de desconvocar onte a folga por achegamento de posturas cos empresarios por parte dos sindicatos, non sentou moi ben a algúns traballador@s. E ainda por riba esta tarde non deron chegado a acordo. Así que retómase a folga e supoñemos que con máis ganas e máis resentimento e indignación...
Vamos, que promete...

ABAIXO OS PARTIDOS E SINDICATOS!!
ARRIBA AS ASEMBLEAS E PIQUETES!!
Leer más...

8 jun. 2009

Non queriades caldo, tomade dúas tazas...

[Crónica-reflexión sobre as últimas xornadas de loita do metal]
Non é sorprendente que en tempos de crise como os que estamos a viver, salte a chispa dun clásico en Vigo, de novo unha folga do metal reaparece na cidade olívica.

Durante varias mañáns reina o caos, as barricadas e o lume, lembrándonos antigas loitas de folga permanente e autonomismo obreiro… Se nas folgas de Ascón, naqueles tempos convulsos, se entonaba o “¡Jei, jei, resistirei!”, agora podías escoitar “¡Lume, Lume, Lume…!”, ao pé da barricada formada en cualquer recuncho.
De novo saen os grupos de incontrolados a sementar o caos en Vigo, o “salvaxismo” que tanto asusta á patronal e os currelas, máis unidos que nunca, demostran do que son capaces… As autoridades tremen.
¡Quen os vira en loita permanente contra todo este sistema putrefacto!

A primeira xornada de folga, o mércores 3 de xuño, predecíase tranquila, así corría a voz por Vigo. Mas unha vez concentradxs na Praza de España, ata @s que non somos do metal presentimos que algo ía suceder. Respirábase no ambiente esa inquietude propia de quenes non se queren resignar, había que incidir na normalidade. E non houbo que aguardar moito, pois foi cuando de súpeto a típica listilla con presa cólase co auto burlando o corte de tráfico. Pero para listillos nós… inmediatamente os traballadores rodean o auto e aparecen as grilleiras cos antidisturbios que empezan a cargar…
Comeza a guerra.
A golpe de indignación e berros decídese baixar a Barreras (o estaleiro máis grande de Vigo). Para enfrentarse ás forzas da orde en igualdade de condicións é importante coñecer o terreo sobre o que nos imos mover. Parecía, de novo, unha viaxe na máquina do tempo ás expropiacións das fábricas de antano.
Querían lume e fixeron lume, e moito. Barricadas incendiarias fechaban os accesos ao estaleiro, uns a defenderse dende o alto do muro do estaleiro dende onde había boa visibilidade da rotonda onde se concentraban os antidisturbios, outros a cubrir as zonas de acceso, cargados de tirabolas, parafusos, foguetes… Todo vale para facer recuar aos madeiros que non dubidaban un intre en lanzar bolas de goma e botes de fume.
Finalmente, salteando estes inconvenientes, foi posible un maior achegamento aos robocops que determinaron por fuxir da chuvia de parafusos que recibían tan de preto.
En fin, currelas 1- policía 0.

Ao dia seguinte, xa o sexto dia de folga, non era necesario nen falalo, había que responder á provocación policial do dia anterior. E reunidos dende as 7 da mañá en Barreras, decidiuse colapsar o centro de Vigo. Eran miles as persoas que se lanzaron polo casco vello berrando máis “¡Lume!”, á vez que se poñía en práctica coa queima dos contenedores e se tiraban vallas, barricando un día máis as rúas viguesas.
A cidadanía asistía perplexa ao caos da cidade, mais en xeral, cómplice e solidaria cos manifestantes, e vendo a crudeza da actuación policial, axudaban dando pistas de onde podían estar as grilleiras, que a máis de unha lle colleron por sorpresa saindo das calexas da zona vella.
Chégase ata o concello e alí a policía recrudece a represión e empeza a cargar arbitrariamente entre o desbaraxute, a diestro e siniestro, sen importar quen estivera (nais con fillos, avós paseando…), facendo alarde, unha vez mais, da sua impunidade á hora de reprimir e, claro está, da sua inhumanidade.
Non podían permitir que se extendera a revolta por toda a cidade e para evitalo, utilizan a estratexia de contención, evitando que os traballadores do metal expandan a sua loita máis alá dos estaleiros. E así, no concello, a forte carga policial logra finalmente que se decida de novo baixar a Barreras. Neste senso, a victoria a ten o poder, xa que consiguen recuperar a normalidade na cidade e recuar aos traballadores ao estaleiro, onde non molestan. Mas tampouco podemos negar que alí hai moitos máis medios ao alcance para de novo enfrentarse con quenes están a reprimir duramente. Quen rebatiría que isto tamén ten moito de vinganza…

En pé de guerra fórmase unha outra batalla campal no estaleiro. Unha batalla máis intensa en número de participación con respeito ao día anterior e incluso diría que en sentimentos de rabia e vinganza…
Non podo deixar de esbozar un sorriso no meu rostro cuando penso no fácil que resultou auto-organizarse espontánea e autónomamente para facer unha pequena revolta, porque así é como a vexo, con aires de lembranza dun tempo de loitas autónomas obreiras como a que se viviu en Ascón. Veme o sorriso cuando vexo que ainda existen ganas de combatir e non deixar que nos tomen por tontxs, defendernos dun sistema que nos aniquila coa sua violencia diaria, que nos quere facer pagar a sua propia crise. Ríome con gusto cuando a indignación se leva a práctica coa acción directa, sen mediación, sen mendigar limosnas ao poder. Son momentos nos que desaparece todo rastro sindical: nen paz social, nen pacto sindical. Momentos nos que tes a centos de compañeirxs por unhas horas aos que non lles coñeces o rostro (nen queres coñecerllo) pero polos que o darías todo, momentos de apoio mutuo…
Como disfruto cuando vexo como se retoma o control das nosas propias decisións…

Son moitas as que opinan que esas non son as formas para levar a cabo unha loita, opinións que criminalizan a violencia. E é que o auxe da moralidade pacifista demócrata na actualidade ainda agrava máis a nosa condición de reprimidos. A paz social é implantada por decreto, e sen embargo a guerra permanece ainda nas nosas entrañas. E non pode ser doutra forma, cuando estamos en permanente tensión recibindo a violencia do sistema, a única violencia que está xustificada e lexitimada: dos patróns aos seus traballadores, dos governos aos cidadáns, dos profesores aos alumno, e da constante escravitude cotidiana que vivimos ao longo das nosas vidas (educación, traballo, ratos libres -para consumir libremente, claro está-, a publicidade e os seus cánones, o civismo, a anulación absoluta das expresións pasionais e naturais, a culpabilidade cristiana…).
¿Como imos combatir este sometimento, esta dominación? ¿Poñendo a outra meixela? ¿Combatir a dominación, sendo dominadas? Que saia a furia, a rabia, as ganas de destruir o que nos está matando. Esa será a forma de combatilo realmente… Os bos civilizados «moitos inimigos do Imperio, desexosos de vencelo, sí, pero con boas maneiras»* , aquelxs que non comprenden que que están alongando a agonía mentres din que «comparten a disidencia pero non o odio, comprenden a indignación pero non a rabia; lanzan eslóganes de protesta pero non berros de guerra», consumen as suas vidas mentres esperan poder comezar a viver. A resignación é un suicidio cotidiano, e se o traballo é saúde… que traballen os enfermos.

Dende logo que, como anarquistas, consideraremos a revolta en todas as suas formas. Non se trata de buscar unha solución política, isto é unha loita social dun momento e nun lugar concretos, onde nos autorganizaremos individuos apasionados e en tensión co poder e o sistema. ¡Que mais xustificación que esa!
Momentos que nacen da consciencia de ser dominadas.
Porque non nos cansaremos de dicir que ningún acto de revolta é inútil…

"Como me tratan de gato salvaxe, póñome a roubar galiñas" Refraneiro popular

-------------
* Bárbaros, la insurgencia desordenada.
Edición Biblioteca Social Hermanos Quero, Granada, 2006.

[ampliaremos con nova información nos próximos dias]
Leer más...

AMADEU CASELLAS ABANDONA A FOLGA DE SEDE, POR MOTIVOS DE SAUDE, E SEGUE ADIANTE COA FOLGA DE FAME. AS REPRESALIAS CONTINUAN

Estamos á espera de recibir un comunicado de Amadeu explicando os últimos acontecementos, pero de momento explicámosvos o que puidemos saber despois da visita de súas abogadxs, hoxe 3 de xuño de 2009.
[noticia extraida de klinamen.org]

En primeiro lugar comentar que o seu estado de saúde se está deteriorando preocupantemente. Estas tres días de folga de sede empeoraron sua xa maltreita situación. Despois da revisión médica a día de hoxe, a doutora advertiulle da gravidade da súa situación e do perigo que corría de sufrir unha insuficiencia renal se continuaba sen tomar auga. É por isto que deixa a folga de sede, aínda que segue adiante coa de fame, pois a situación estase empeorando.

O sábado día 30 de maio, lle foi visitar á enfermería –que é onde se atopa fai días- o director de Brians 2, Pedro Domínguez, advertíndolle de que ian tomar represalias contra el. Amadeu, que xa se adiantou a estas represalias facendo un escrito ao Xulgado de Vixianza Penitenciaria, recibiu o luns por escrito a materialización das mesmas: prohibición de comunicacións orais con todas as persoas autorizadas a excepción dos familiares e intervención da entrada e saída de correo. A isto sumouse un rexistro que deixou a cela estragada e no que se lle requisou documentación e obxectos persoais, que foron retornados ao día seguinte.

Estas decisións que veñen directamente da dirección da prisión, arguméntanse nun suposto “risco para o persoal e o centro”, xa que estabrecen unha conexión directa entre os comunicados de Amadeu publicados na rede e algunhas “accións violentas contra materiais e persoas” "de grupos antisistema". En concreto refírense a un ataque contra o CIRE (27/05/2009) e unha manifestación do 30/05/2009, ambas en Barcelona. Explican ademais que os últimos comunicados de Amadeu denuncian a certas persoas pertencentes á Institución carceraria, deixando entrever que só o feito de denunciar a personaxes como Montserrat Tura ou Albert Batlle pódenlle supoñer problemas.

Nos pensamos que todo isto non son máis que represalias por manter unha actitude de loita constante e por estar denunciando mortes, inxustizas e trapicheos cometidos dentro das prisións catalás. Consideramos que Amadeu non ten ningunha responsabilidade sobre as accións que a xente solidaria poida emprender de forma anónima. O intento de reprimir a solidariedade incomunicándoo a el non ten ningunha eficacia, a loita na rúa non cesará posto que non depende del, brota de forma espontánea e horizontal, e seguirá existindo mentres quede unha soa presa encerrada.

Como vedes a situación está bastante tensa non só polo delicado estado de saúde de Amadeu, se non tamén pola actitude represora da prisión, desde o director ata os carcereiros están ao tanto da situación e contribúen a crear este clima de tensión. @s abogadxs explicáronnos que lles someteron a un control máis severo do normal.

Somos conscientes de que nestas últimas semanas houbo certa confusión e falta de comunicación por parte dos distintos grupos que estamos apoiando a Amadeu. Por un lado as restricións de comunicación con Amadeu, -a partir de agora máis- fannos difícil ter a súa opinión de forma directa e inmediata; por outro, o illamento ao que está sometido que lle impide ter unha visión clara dos acontecementos no exterior; e finalmente as diferentes visións que temos cada grupo de facer real o noso apoio, cremos que son as causas desta situación enrarecida, pola que pedimos desculpas no que aos nosos erros respeita. En calquera caso nos seguimos adiante máis dispostos que nunca, pois a situación requíreo.

Pedimos a máxima solidariedade de maneira urxente, nas múltiples formas que creades oportunas, ata que Amadeu estea libre.
Leer más...

2 jun. 2009

Xornadas en apoio o pobo Mapuche


O sabado 6 de xunio na Casa Okupa das Atochas (Atocha Alta 14- A Coruña), en solidaridade coa loita Mapuche, realizaranse actividades a partires das 12:00:

-Vermú e xantador
-Marionetas a cargo da compañia Aukaché "A historia do indio Lautaro"
-Videos e charla: "Cultura e loita Mapuche"


-Concerto ás 21:00
Bitxobola (Punkautor de Fene)
Furnier (HipHop de Compos)
Leer más...

XORNADAS LIBERTARIAS EN SANTIAGO



Leer más...

1 jun. 2009

Comunicado CSO Sacco y Vanzetti [Chile]

Comunicado CSO Sacco y Vanzetti [Chile]

Sobre los sucesos del 22 de mayo, tras la muerte de Mauricio Morales, cuando decenas de compañerxs lograron evitar el allanamiento de la okupa enfrentándose a los carabineros.

La manada despide al cuerpo del felino que partió, pero saca las garras para defender su memoria.

La manada despide al cuerpo del felino que partió, pero saca las garras para defender su memoria. Comunicado del C.S.O Sacco y Vanzetti
El viernes 22 de mayo queda suspendido en la memoria.

Se detuvo el día cuando en los noticieros aparece la foto de nuestro hermano Mauri. Resultó ser él quien moría producto de la detonación inesperada del artefacto explosivo que portaba. Atacaría la escuela de Gendarmería, carceleros que hacen de la tortura un trabajo.

Eran cerca de las tres de la tarde cuando a nuestro hogar llegan los carros de la prensa, deseosos de obtener alguna imagen, ojala una lágrima de dolor o la condena pública. En ese mismo instante son allanadas dos casas más del barrio, “Cueto con Andes” y la Okupación “La Idea”. En esta última el operativo es dantesco. Un grupo de asalto, francotiradores, helicópteros, todos los juguetes nuevos para el show en pleno centro de santiago.

La casa es destruida y lxs compañerxs son detenidxs, trasladándolxs a una unidad de la policía de investigaciones. Son filmadxs, desnudadxs y amenazadxs. Si no cooperan con la investigación, les harán ver las fotografías del estado en el que quedó el cuerpo de nuestro hermano. Entendemos esto solo como una técnica más de la morbosidad del poder, no nos sorprende ni lo lamentamos, solo reafirma nuestro más profundo desprecio hacia ellos.

La policía, en su afán de obtener resultados, ingresa a la casa un recipiente con pólvora. Continúa el circo. No queremos apelar al montaje como defensa política, pero lo innegable, lo real y ajeno a toda discusión es que técnicamente la pólvora fue introducida por la policía. Es tal el nerviosismo por parte de los guardianes del poder, que pese a ese hecho (que jurídicamente es detención automática) lxs compañerxs son liberadxs con el paso de las horas, tres de ellxs (argentinxs) quedan con firma diaria, su permanencia en el país depende exclusivamente del ánimo de los fiscales.

Paralelo a ello, en medio de toda tensión, la policía cierra nuestra calle con huinchas de seguridad, se acordona el área y se parapetan en los alrededores. El allanamiento a nuestro hogar era inminente.

Con el pecho hinchado, el rostro cubierto nos pusimos en guardia…

Decididxs a hacerle frente a la represión, nos amotinamos, asumiendo que quizás, lo que podíamos hacer era simplemente un gesto. Nuestro discurso de años cobró sentido sin dudarlo, los espacios se defienden, no se ceden, no se abandonan, asumiendo todas las consecuencias que de nuestro acto se pudieran provocar.

Aquí queremos detenernos un momento, es importante reflexionar sobre lo de hacer frente a la represión o no, sobre como hacerlo. La vida corre vertiginosamente, con una urgencia por tomar posiciones, es fácil a veces sucumbir ante la vorágine y no medir con el suficiente peso los obstáculos a los que nos vemos enfrentadxs a diario. La convicción con la que nos enfrentamos ese día, lo teníamos claro, no impediría ni por un momento el ingreso de las fuerzas represivas, pero ¿que estaba realmente en juego?, nada más que nuestra moralidad, nada más que el peso real de nuestras posiciones ante el mundo, el cómo nosotrxs enfrentáramos ese momento, también determinaría la respuesta de lxs compañerxs afuera.

La opción más sensata, desde la racionalidad impuesta, que no tiene ni principios ni moral más que la comodidad y el temor, era abandonar la casa, poner a resguardo nuestra integridad, nuestra “libertad”, nuestras vidas, pero no lo hicimos. Si Mauri hubiese tomado aquel camino, si se hubiese dejado seducir por la vida cómoda del capital, hoy estaría vivo, divirtiéndose, en éxtasis con las efímeras felicidades que se ofertan. Pero está muerto. Murió en guerra con lo existente, optó por el camino más difícil, hizo de cada parte de su vida un combate.

Hay que entender que ninguna acción en sí misma genera la caída del capital, ni parapetarse en un techo, ni parar una biblioteca, ni portar una carga en la mochila, eso no está en cuestión. Es el sentido que motiva las acciones lo que genera una ruptura con la sociedad sustentada en la explotación y el poder. No vivimos esperando un futuro ideal en donde poder concretar nuestros sueños y anhelos. Aquí y ahora, en cada pequeño o espectacular acto de revuelta recuperamos nuestras vidas. Lo irónico es que las recuperamos aún cuando se nos vaya la vida en ello.

Mientras todo este análisis se condensaba en nuestras cabezas, que a esa hora ardían, compañerxs solidarixs, nos apoyan desde afuera. Nos envían fuerza y se enfrentan a la policía y a la prensa, registrándose los primeros detenidos. En apoyo a los voceros del poder, carabineros interviene, lanzan gases y agua tóxica. Entre lxs compañerxs les hacemos frente, pese a ello, logran dispersar a lxs solidarixs quedando solo la policía en el sector.

Cae la noche, los guardianes del capital y sus voceros se alejan…

Lxs compañerxs se acercan a la casa, tomándose la calle. Por primera vez en el día podemos estar todxs juntxs, podemos conversar y sentir las manos de nuestrxs cómplices. Emocionadxs vemos desde el techo a la gran cantidad de hermanxs que nos hacían compañía, sentíamos su presencia con mucho afecto. Es ahí donde recién algunos son concientes de la partida de nuestro hermano Mauri, algunxs lloran, se abrazan y nos gritan algo que todos pudimos sentir sin dudar “NO ESTAN SOLXS” y no, no nos sentíamos solxs.

Avanza la noche, el frío cala los huesos, se colectiviza comida, se prenden las primeras fogatas y se escucha la música que a Mauri más le gustaba. Nos traen alimentos. A esa altura las paredes del barrio son rayadas con consignas de apoyo a nuestro hermano.

De improviso nos avisan del arribo de comitivas policíacas. Nuestrxs hermanxs de afuera, deciden no esperar, se inician las barricadas. Juran no abandonarnos, cumplen su promesa a cabalidad. Gritamos por Mauri todxs juntxs, hacemos del profundo dolor que nos destroza, una llamarada contra la autoridad. El fuego se expande por el barrio.

Nuestros ojos no alcanzan a dimensionar lo que ocurre allá afuera, solo escuchamos los gritos, el ruido del enfrentamiento y olemos el humo.

La policía lanza su carga de gas y agua, aún así no decide atacar directamente a la casa, ni a nosotrxs que desgarrábamos nuestra voz gritando, con la piel helada, con los ojos hinchados. La brisa nocturna da cuenta de la cantidad de horas que llevamos en tensión, el cuerpo pesa como una mochila gigante.

Con el paso de los días podemos analizar que carabineros decidió no entrar a nuestro hogar, no reventarlo y destrozarlo como a las otras casas, solo como una jugada estratégica… nos guardan quizá para algo mayor.

Pero la decisión de no atacarnos abiertamente a nosotrxs, no se hizo extensiva a nuestros compañerxs que solidarizaban afuera. Sobre ellxs cargaron con todo. La bestia policial quería sangre y utilizó a su haber todo lo posible, aún así nuestrxs hermanxs no se amedrentaron, a pesar de la diferencia numérica, se hicieron sentir en todo el barrio, levantando barricadas, cruzando autos en las calles, desatando su furia.

El cerco policial es superado con la estrategia de dividirse, expandiendo así la revuelta. Se atacan instituciones del capital, mientras el barrio recibe la odiosa presencia de las distintas policías.

Para la cacería de nuestrxs compañerxs no escatiman esfuerzos, golpes, atropellos y disparos, nada faltó… contabilizándose más de una decena de detenidxs, cuyos rostros rebelaban la dureza del operativo. A todxs ellxs, un abrazo fraterno, un sincero saludo por la entrega, por el apoyo dado y la fuerza enviada. Nos será imposible olvidar todos los ojos que se encendieron al clamor de las fogatas y barricadas, como tampoco se apaga en nuestra memoria el ruido de los gritos de apoyo. Mauri estaba con nosotrxs, corriendo y riendo entre todxs esa noche, a ratos abajo en la calle, levantando barricadas o desde el techo con el corazón en llamas, en esa eterna noche que aún permanece incandescente en la memoria.

Durante la madrugada, carabineros intenta ingresar por casas y edificios vecinos, al no poder concretarlo, personal de la SIP fotografía nuestro hogar, desde distintos ángulos.

Los primeros rayos del sol, nos permiten observar el estado en el que quedan los alrededores de la casa. Vivimos una mañana que no creímos que llegaría… al abrir nuestro hogar pudimos compartir con lxs hermanxs que aún nos hacen compañía, todavía afuera ardían las fogatas.

La despedida del cuerpo del compañero Mauri… solo de su cuerpo

La despedida del compañero anarquista (o “aspirante a anarquista”, como burlonamente le gustaba definirse) fue numerosa y emotivamente combativa. Centenares de encapuchadxs vestidxs de negro copaban las calles. La policía a distancia nos vigilaba sin dar tregua, desde cerros lejanos nos filmaban y apuntaban con armamento de guerra.

Salimos en marcha desde casa de Mauri hacia el cementerio. Los buses contratados sucumbieron ante el miedo. La madre y el hermano de Mauri se comportaron innegablemente a la altura de las circunstancias, caminaron con todxs nosotrxs, el cansancio y el dolor no contaba en ese momento.

A pesar del dispositivo desplegado con la finalidad de amedrentar, nosotrxs y lxs compañerxs enfrentamos decididos ese momento. Queremos despedir con honor el cuerpo de un guerrero, pero asumiendo que lo que se ha ido es solo un cuerpo, solo carne inerte, su energía, su fuerza creadora y destructiva, hoy se mezcla con nosotrxs de mil formas más.

Durante la despedida, hubo gente que tomó la palabra, algunos leyeron poemas y despedidas íntimas y hubo otrxs, que con el eterno afán de figurar y sacar partido de un duro momento, alzaron su voz solo para cortar el silencio con incoherencias, con supuestos pensamientos de Mauri, que solo son tergiversación de sus ideas, que nada tienen que ver con lo que el compañero pensaba y hacía y por lo que finalmente murió.

Esto se hace extensivo a saludos y comunicados que se difunden por Internet, en donde más se hace alusión a proselitismo político que a las ideas que nuestro compañero empuñó.

Aquí hay que ser claros, no dejar espacio a la duda, Mauri era un antisocial, se puede estar de acuerdo o no, criticarlo o apoyarlo, pero siempre teniendo como perspectiva las ideas de él y no lo que creemos que pensaba o lo que se dice que pensaba, solo así se respeta a un compañero y tiene allí completo sentido su muerte.

El compañero entendía esta sociedad y cualquiera que se pretendiera construir como la materialización del poder, como la negación de la afinidad y la libre asociación, como la anulación de la autonomía individual. Pretendía la destrucción de la civilización y la vuelta a la vida salvaje. Se definía vegano y regía su vida bajo principios de la liberación animal, siempre desde un carácter revolucionario y no compasivo. Odiaba a muerte las posiciones plataformistas y amarillas, a los bomberos de la revuelta y a quienes creían en un etapismo en la lucha contra el capital.

La lucha no la centraba en una falsa afinidad con otrx explotadx, serían sus sentidos, acciones y complicidades los que generarían la hermanación y la afinidad.

Que el dolor no apague la rabia, que inflame todo germen de autoridad

Ese era, ese es nuestro compañero, nuestro hermano y no aceptaremos más barro sobre sus ideas, sus gestos y vida. Con él compartimos odios, rabias, encuentros y desencuentros, es nuestro hermano, no una consigna, no un rostro frío tras el parte policial, es vida aún ahora, no aceptamos su muerte, nos rebelamos a ello aún a costa de la estabilidad emocional. Mauri está aquí, dándonos fuerza en esta dura batalla, que tantas veces creímos lejana.

Han pasado los días y la tensión permanente no nos ha dado un momento de intimidad para llorarlo como se merece, tenemos sobre nosotrxs el peso constante de ser allanadxs, detenidxs, torturadxs, aplastadxs bajo sentencias que solo buscan secarnos en la cárcel o en la soledad del deserción de la guerra.

El dolor nos parte el corazón como un latigazo de hielo pero aquello no puede inmovilizarnos, eso buscan, con ello habrán ganado, nos habrán vencido. La muerte golpea y abraza nuestra realidad, a ratos desarma nuestros proyectos y desestabiliza nuestros pasos pero a la vez y en una dimensión esquizofrénica, nos da fuerza, nos obliga a levantar la cabeza para no traicionar a nuestro hermano, para no traicionarnos a nosotrxs mismxs. La lealtad a nosotrxs y a él, aún a costa de nuestra armonía espiritual.

La locura nos saluda desde el precipicio, la cárcel nos espera ansiosa, la muerte se ha llevado a un felino de nuestra manada y la comodidad hace rato camina de la mano de muchxs que creímos con nosotrxs. Todos esos caminos inflaman nuestro desprecio y a la par iluminan la senda insurreccional que elegimos, sí, léanlo bien, así nos definimos.

Mauri nos habló hace días sobre despertar al guerrero que vivía en él, eso, creemos, es lo que debemos hacer todxs, apegadxs cada uno a sus propias convicciones y acciones, pero hacerlo, no dejarse avasallar, ni por el llanto, ni el dolor, ni la rabia, ni los enemigos de mil colores posibles.

Solidarizamos con los detenidxs que ya se registran y con lxs que prontamente engrosarán las listas de prisionerxs, de rehenes del estado y el capital.

Enviamos un saludo fraterno y cómplice a nuestro hermano secuestrado en las mazmorras del poder, que hace años juró estar con nosotrxs, codo a codo enfrentando un momento como este: estuviste, no te olvidamos. Axel Osorio tú también estás aquí, al parecer pronto algunos podremos por fin abrazarte….

Compañerxs: a estar atentos y no bajar la guardia. la guerra social esta desatada y exige nuestro mejor desempeño.

Y mis acciones al dormir se encaminan en que mañana al despertar, romperé con la rutina y en la acción individual con el pecho como piedra, hinchado por la destrucción de ésta y de cualquier sociedad…
Hazme un favor: procura que viva la anarquía
Mauricio Morales
Leer más...